5 TIPS SOBRE LA ORTODONCIA INVISIBLE PARA NIÑOS Y PADRES

10 marzo, 2021 Publicado por

¿Es la ortodoncia invisible para los niños?

Podemos responderte de la misma forma que si se tratara de pacientes adultos:

¿tu hijo es responsable? ¿puedes confiar en que usará los alineadores transparentes la mayor parte del día y los guardará en su cajita cuando no los esté usando?

Si la respuesta es sí, la ortodoncia invisible puede ser una opción mejor que los tradicionales brackets metálicos. Lo primero es conocer cómo se va a portar tu hijo y si va a cumplir con su tratamiento.

En ENLÍNEA vamos a repasar algunos tips para que tomes la mejor decisión. Eso sí, según diferentes estudios, ¡los niños son incluso más cumplidores que los mayores con su ortodoncia invisible!

Pero recuerda que nadie es perfecto, y hay que analizar cada situación. Al igual que los mayores pueden olvidarse de usar los alineadores en alguna ocasión, a los niños también les puede ocurrir.

Para evitar olvidos innecesarios, lo ideal es agregar a la lista de tareas del niño el ponerse los alineadores. Nosotros, como padres, tendremos que vigilar que así lo cumplen.

Así que, si estás valorando enderezar los dientes de tus peques con ortodoncia invisible, no te dejes atrapar por los mitos de “que pasaría si…”

5 TIPS sobre la ortodoncia invisible en niños.

  1. Con ortodoncia invisible, los niños pueden comer lo que quieran

¡Efectivamente! Todo lo que quieran. Palomitas de maíz, nueces, chicle, bocadillos de nocilla, nubes, … en definitiva, todas las cosas buenas que pringan y le encantan a los niños y que no le permitiríamos comer si fuera con la boca llena de brackets y alambres.

Gracias que a los alineadores pueden quitarse para comer, los niños no tienen prácticamente nada prohibido en cuanto a comida se refiere (excepto que los padres no quieran que coma algo, claro). Así que no podréis culpar a la ortodoncia invisible de que los niños no puedan comer golosinas (pero esto mejor lo guardamos en secreto).

  1. Los dientes son más fáciles de mantener limpios cuando se usan alineadores transparentes.

Al menos, en comparación con los brackets de metal tradicionales, donde se queda toda la comida y son como una auténtica trampa para ella. Con la ortodoncia invisible no es necesario que compres uno de esos cepillos especiales para sacar la comida de entre los hierros.

Con los alineadores transparentes, los dientes pueden cepillarse normalmente y usar el hilo dental sin problema. Solo hay que quitarse los alineadores, comer, y lavarse los dientes como lo haría cualquier persona normal.

Eso sí, ¡que los niños no olviden colocar los alineadores en un lugar seguro cuando no están en su boca!

Al margen de la higiene con la ortodoncia invisible, tenemos que resaltar que la cantidad de caries que experimentan los niños que utilizan este tipo de ortodoncia es mucho menor.

  1. La ortodoncia invisible funciona incluso mucho mejor en niños

Si tu hijo está muy atento a mantener puestos sus alineadores durante todo el día y la noche, excepto para comer, los resultados a veces pueden ser incluso mejor que los de sus padres.

De hecho, los tratamientos en niños casi siempre son más suaves que en los adultos, principalmente porque los niños son más adaptables a tener cosas en la boca y no se las están sacando constantemente.

Con disciplina y cumpliendo con el tratamiento, los resultados para los niños son los mismos, o incluso mejores que la de sus padres o los adolescentes. De hecho, existen alineadores transparentes diseñados especialmente para niños.

  1. La ortodoncia invisible no está descartada para casos complejos

¡Eso era antes! Actualmente, con la ortodoncia invisible pueden tratarse todos los casos, hasta los más complejos.

Es normal que, si tu hijo sufre un caso grave, como problemas de mordida, puedas plantearte si la ortodoncia invisible puede estar a la altura, pero no tienes de que preocuparte, ya que como te hemos dicho, pueden tratarse todos los casos.

Es posible que en algunos casos sea necesario el uso combinado con otras técnicas auxiliares que interactúe con los alineadores, pero, también es cierto que en los casos más graves, el tratamiento con brackets también requiere de esta combinación.

  1. Los Chewies les ayudarán todavía más

Suena a golosina, pero no lo es. Los Chewies son unos dispositivos de goma, parecido al regaliz, que permite que al morderlos, los alineadores transparentes se adhieran a los dientes con más firmeza.

Cuando se coloca un nuevo alineador sobre los dientes a veces puede ocurrir que no termine de encajar del todo bien.

Los chewies masticables permiten que se “empuje” al alineador sobre los dientes más fácilmente, haciendo que encaje mejor.

Es más, cuando se muerde el chewie, se asienta el alineador y mueve ligeramente los dientes en la dirección deseada, aumentando así el flujo sanguíneo alrededor del diente. Esto es lo que se encarga de poner en acción el tipo de células necesarias para el movimiento de los dientes.

Conclusión

Principalmente, si un niño está dispuesto a usar los alineadores transparentes, todo irá mucho mejor que con los brackets, especialmente cuando se trata de higiene.

También el hecho de que no hay citas de urgencia que involucren pinchazos de los alambres o brackets sueltos, sin mencionar que los niños (igual que los mayores) se ven mucho mejor, son menos invasivos y más suaves con los dientes.

¡Anímate y ven a vernos con tus peques! Somos especialistas en ortodoncia invisible para niños

 

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porAndrés Marín García