Niña comparando con la ortodoncia invisible y los brackets

¿Qué debo saber sobre la ortodoncia invisible para niños?

1 mayo, 2021 Publicado por

Descubrimos las ventajas de la ortodoncia invisible para niños y adolescentes

Los brackets metálicos han sido la primera opción de tratamiento cuando se habla de enderezar los dientes de los niños. Pero ahora la tendencia ha cambiado.

De hecho, más de 6 millones de pacientes en el mundo menores de 17 años fueron tratados con Invisalign el pasado año.

Si te estás preguntando… ‘¿Debería poner a mi hijo Invisalign?’ sigue leyendo, porque vamos a contarte 8 de las cosas que debes saber.

Ventajas Ortodoncia Invisible para niños

Cómoda

Que la ortodoncia invisible es muy cómoda es una realidad, pero esto ocurre tanto en niños como en adultos.

Los aparatos de Invisalign son totalmente extraíbles, lo que, a diferencia de los brackets permiten que los niños puedan quitárselos para comer lo que quieran, cepillarse los dientes y volvérselos a poner.

Los niños y adultos deben usar su ortodoncia invisible durante al menos 22 horas al día, aunque se pueden hacer excepciones.

Estas excepciones son geniales para los niños ya que, por ejemplo, pueden acudir a un cumpleaños, comer y beber tranquilamente y volverlos a poner posteriormente, ¡No tendrá que pasar toda su juventud sin poder comer palomitas de maíz!

Además, si a tu hijo/a le gustan los deportes, puede seguir con su rutina habitual sin problema, ya que no interfieren en la práctica deportiva. La ortodoncia invisible también será muy cómoda si toca algún instrumento de viento, ya que Invisalign no interfiere en la actividad.

Por supuesto no podíamos dejar de destacar que la ortodoncia no duele como los brackets, al producirse los movimientos de forma más progresiva (pero en el mismo tiempo).

Tampoco produce llagas, úlceras, rozaduras o pinchazos, ¡nos olvidamos de las visitas de urgencia al dentista!

Niña sonriendo

Ortodoncia invisible para niños: eficaz

La ortodoncia invisible es exactamente igual de eficaz que los aparatos tradicionales, siempre y cuando se utilice correctamente (recuerda, 22 horas al día y puntualmente, algunas excepciones)

Con Invisalign podemos tratar todos los problemas de ortodoncia comunes: problemas de alineación dental, separación, problemas de mordida… en definitiva, pueden tratarse todo tipo de casos, desde los más leves hasta los más graves.

La mayoría de los niños y adolescentes son excelentes candidatos para un tratamiento con ortodoncia invisible, y la duración media del tratamiento es exactamente igual que la de los aparatos metálicos (a veces, incluso menor gracias a la planificación digital).

En cuanto al precio… ¡Exactamente igual! Un tratamiento con alineadores transparentes o con brackets tiene el mismo precio.

Con todas estas ventajas… ¿Qué elegirías? ¿Brackets o Invisalign? Pues hay más.

Menos tiempo en la consulta dental

Los niños y los adolescentes tienen una vida más ocupada que nunca. Es habitual que participen en diferentes actividades deportivas, extracurriculares o viajes.

Compaginar la vida de nuestros pequeños con la agenda del dentista puede llegar a ser complicado.

Invisalign también es una de las mejores opciones en estos casos porque las revisiones están más espaciadas en el tiempo (cada 6 u 8 semanas) a diferencia de los brackets que necesitan revisión y ajustes de los alambres de una a dos veces al mes.

¿Por qué ocurre esto? Los brackets tradicionales requieren visitas frecuentes al dentista porque solo se mueven los dientes cuando se cambian o “aprietan” los alambres, y esto debe hacerse con regularidad.

Con Invisalign los alineadores se cambian cada semana y en cada visita al dentista recibirás el número de alineadores necesario hasta la próxima revisión. Este cambio semanal hace que los movimientos sean más suaves, por eso también decimos que “no duele”.

¿Y si mi hijo pierde los alineadores?

Es importante que los niños sean responsables y estén concienciados con su tratamiento con ortodoncia invisible.

Que los niños pierdan los alineadores suele ser una de las mayores preocupaciones que tienen los padres cuando empiezan este tipo de tratamiento.

Tenemos que evaluar la responsabilidad de nuestro hijo, y que cuando se los quite para comer, los guarde en su caja.

Pero como sabemos que esto puede pasar, lo mejor es guardar siempre el último alineador, para, en caso de pérdida, poder utilizarlo provisionalmente hasta el próximo cambio.

Si no hemos guardado ese último alineador, procederemos a colocar al siguiente, pero no olvides avisar a tu dentista para prevenir posibles cambios en la planificación.

La limpieza con ortodoncia invisible en niños es muy sencilla

Es una de las mayores alegrías de los padres y madres. Los alineadores transparentes son muy fáciles de limpiar, ¡y los dientes también!

Los niños se quitarán los alineadores para cepillarse los dientes como lo harían normalmente, y poder usar, además, hilo dental (con los aparatos metálicos no se puede).

El alineador también se limpia con un cepillo de dientes normal, agua tibia y un poco de jabón neutro (por ejemplo, el jabón de manos).

Tambien existen unas tabletas especiales para limpiar ortodoncias y férulas que puedes usar para limpiar más en profundidad.

Alineadores limpiándose

Invisalign reduce el riesgo de caries

Y esto va en estrecha relación con lo que te acabamos de contar: mejor higiene, menos riesgo de caries.

El poder ofrecer menos riesgo de desarrollar caries que con los aparatos convencionales también es una de las cosas que más gusta a los padres a la hora por decantarse por un tratamiento de ortodoncia invisible para niños.

Los padres, siempre intentan hacer lo mejor para ayudar a sus hijos a desarrollar una correcta rutina de higiene bucal.

Con los brackets, los niños tienen que usar elementos como los cepillos interproximales y dedicar mucho más tiempo del habitual para conseguir una limpieza, que no llega a producirse en profundidad.

Es por esto, que los aparatos convencionales de ortodoncia presentan un mayor riesgo de caries, ya que permiten que los alimentos se queden entre los alambres y existen zonas difíciles de cepillar donde la placa puede acumularse.

Con la ortodoncia invisible para niños, tus hijos se quitarán los alineadores para comer, se cepillarán los dientes y la principal ventaja es que no tienen que cambiar su rutina de higiene dental.

¡Menos estrés para ellos, y para nosotros!

Mayor confianza

Muchas veces olvidamos lo vergonzoso que puede ser tener una sonrisa con unos dientes torcidos y mal cuidados.

Y si a eso le añadimos que los aparatos metálicos llegan con sus propias preocupaciones sociales… ¡apaga y vámonos!

Con Invisalign también eliminamos los estigmas sociales, y tu hijo o hija podrá quitárselos en cualquier momento, incluso durante ese primer beso de juventud 😍

Sí… todos los que hemos llevado brackets de jóvenes, nos ha preocupado que se nos quedaran enganchados en nuestro primer beso.

¿Debería mi hijo comenzar un tratamiento con Invisalign?

Sin duda, estás pensando en corregir la posición de los dientes de tus hijos y otros problemas de mordida, Invisalign es la solución en niños y adolescentes.

Puedes pedir ahora una cita para una la valoración por nuestros expertos ortodoncistas, que te asesorarán sobre cuál es el mejor tratamiento de ortodoncia invisible para tu hijo, cuál será la duración y el precio. ¡Las ventajas, ya te las hemos contado aquí!

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porAndrés Marín García