Ortodoncia Invisible y Reciclaje

22 octubre, 2019 Publicado por

Si estás leyendo esto, probablemente ya conozcas algunas de las ventajas que tienen los tratamientos de ortodoncia invisible frente a los tradicionales brackets:

  • Son removibles: te los puedes quitar para comer, disfrutar de tu comida favorita sin preocupaciones y lavarte los dientes cómodamente antes de volvértelos a poner.
  • No tendrás que ir a urgencias: no podrá darse el caso de que se te caiga un bracket y tengas que ir corriendo a tu dentista. Igualmente, no sufrirás roces ni las molestias típicas de los brackets con alambre.
  • Nadie notará que llevas ortodoncia: los alineadores son totalmente transparentes.

Ahora bien, ¿sabías que además son más respetuosos con el medio ambiente? Exacto, no solo mejoran tu sonrisa, sino que, gracias a su facilidad para ser reciclados y su minúscula huella de carbono, aportan un granito de arena para hacer de este un mundo mejor. ¿Cómo es posible? ¡Te lo contamos!

¿Se pueden reciclar los alineadores invisibles?

Los alineadores están fabricados en poliuretano, un plástico que se puede fundir fácilmente, de modo que la vida útil del material puede alargarse en el tiempo. ¿Sabías que, en EEUU, el reciclaje de plástico se utiliza como reserva energética? Gracias a ello, pueden generar una reserva equivalente a 26.000 millones de barriles de petróleo.

Por el contrario, el acero del que están hechos los brackets necesita una temperatura mucho mayor para fundirse y, por lo tanto, muchos más recursos. Es por ello que muchas empresas deciden no reciclarlo, ya que requiere de un mayor trabajo y gasto.

¿Qué impacto tienen los alineadores en el medio ambiente?

La huella de carbono mide la totalidad de gases de efecto invernadero que emite, directa o indirectamente, un producto, mediante un análisis del ciclo de vida del mismo.

Por ejemplo, ¿sabes qué impacto en el medio ambiente tiene un brick de leche? Su huella de carbono es de 0,46, es decir, genera 0,46 kilos de CO2 en la atmósfera. Hagamos cuentas. En España, de media, consumimos 76 litros de leche al año por persona, es decir, cada persona genera 34 kilos de dióxido de carbono con este hábito.

En el caso de los alineadores, cada uno supone 0,25 gramos de CO2. Por ejemplo, si usaras ortodoncia invisible, utilizarías, de media, unos 120 alineadores a lo largo de todo tu tratamiento, por lo que estaríamos hablando de que tu huella de carbono por usar ortodoncia invisible sería de poco más de 750 gramos, es decir, menos de dos bricks de leche.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Sabías esto acerca de la ortodoncia invisible?

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita pornoticias