Analizando: Jon Kortajarena

8 enero, 2019 Publicado por

Si de alguien podemos decir que es referente en el mundo de la moda ese es Jon Kortajarena. Probablemente el tupé español por excelencia. El modelo vasco empezó en el mundo de la moda por casualidad, cuando fue a acompañar a un amigo a un desfile y allí conoció al que, hasta día de hoy, sigue siendo su manager.

Si hablamos del estilo de Jon, siempre ha sido un chico de básicos para su día a día, con un estilo sport o casual. Tiene un estilo moderno con un pequeño toque rebelde como clave de su éxito. En cambio, cuando hablamos de algún evento, su mejor aliado siempre es un esmoquin. Lo hemos visto con todas las variantes de traje, en todos los colores y todos los tejidos, nada se le resiste al modelo español. Aunque la verdad es que siempre escoge una gama cromática en tonos básicos como el gris o negro, también lo hemos visto atreviéndose con looks más arriesgados en tonos rojos o incluso con estampados.

Tanto es su éxito en el mundo de la moda, que el diseñador Tom Ford ha visto en él su inspiración para nuevas colecciones, hasta llegar a protagonizar campañas publicitarias de la firma, y parece que le ha gustado la faceta de actor porque ha dado el salto a la gran pantalla para protagonizar la serie “La Verdad”.

¿Qué decir de su sonrisa?

Se nota que Jon ha estado bien asesorado por su equipo de profesionales dentales: posiblemente haya llevado ortodoncia (¡no lo sabemos!) porque su sonrisa es armónica, blanca y despejada.

En ocasiones los modelos ‘pecan’ de sonreír poco en las fotos, da la sensación de que tengan que aparecer ‘lánguidos’ en las fotos,… y él no es una excepción, pero lo cierto es que en cuanto sale de la pasarela no duda en enseñarnos esa imagen ‘pícara’ que tanto gusta, con una sonrisa que parece que fuese acompañada de un constante guiño a la cámara, ya sean fotos profesionales o en sus redes sociales.

La única ‘pega’ que hemos encontrado, después de buscar en muchas y muchas fotos, ha sido la cantidad de encía que enseña al sonreír: los cánones de la sonrisa perfecta nos indican que deberían ser 1-2 milímetros en un hombre de su edad, y esto es algo que aumenta en su sonrisa ‘franca’.

La solución para esto pasaría por llevar de nuevo ortodoncia y realizar una “intrusión” de todos los dientes del maxilar superior, o bien esperar a que pasen unos años y que su labio superior descienda ligeramente de manera natural para hacer que su sonrisa, también, sea TOP.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita poradmin