Analizando: Gala González

3 diciembre, 2018 Publicado por

Muy pocas pueden presumir de ser, no solo a nivel de España, sino a nivel mundial, una de las personas más influyentes en el mundo de la moda. Sobrina de uno de los diseñadores españoles más reconocidos de todos los tiempos, Adolfo Domínguez, Gala González nació y se educó en Galicia, pero pronto sabría que su destino era la moda. En el año 2004 se fue a Londres a estudiar diseño y poco después se convertiría en directora creativa de la firma U de Adolfo Domínguez.

Fue entonces cuando decidió abrirse al mundo 2.0 y crear un blog: Amlul by Gala González, una de las pioneras en su andadura en el mundo online contando su forma de ver la moda. Se convirtió en uno de los primeros blogs y, desde entonces hasta ahora, su popularidad no ha hecho más que subir.

Año tras año consigue conquistar las pasarelas de moda con looks que parten del estilo minimalista. La empresaria gallega se sienta en el front-row de las firmas de moda más exclusivas del mundo y lo consigue siendo fuel a su propio estilo. Más allá de tendencias, Gala consigue conquistar con un estilo sencillo y básico, pero con prendas it que hacen de sus looks los protagonistas de todos los flashes. Opta mucho por las chaquetas statement, más conocidas como chaquetas de entre tiempo, y se convierten así en las protagonistas de sus looks. Llenas de adornos, volantes, brillos, y sobre estilismos totalmente neutros es una de sus armas a la hora de vestir, también opta por el mix de estampados, que, en su justa medida, hace una combinación ganadora.

Le encanta mezclar las tendencias de la temporada, pero en todo momento lo hace bajo su propio estilo, opta por looks hippie chic llenos de detalles, looks rockeros o ladys, tiene un estilo muy versátil y fácil para el día a día. Su clave es encontrar la sencillez y conseguir el éxito en su estilo.

Éxito que le ha llevado a ser la influencer española, a escala internacional, más cotizada de los últimos años, y, además de ser un auténtico referente, su éxito le ha llevado a protagonizar campañas de moda con grandes firmas como Loewe o Mango, e incluso a sacar su propio libro en el que cuenta su trayectoria profesional y sus experiencias personales como influencer de éxito.

La sonrisa de Gala es franca y sincera: eso hace que su expresión facial sea amigable y cercana. Esa es una de las cosas más importantes a la hora de evaluar las facciones de una persona: la naturalidad, a pesar de que siempre haya imperfecciones en las mismas, que son precisamente lo que las enriquece.

Dicho eso, la ortodoncia con alineadores podría mejorar ciertos aspectos de la misma que os contamos hoy por si algun@ de vosotr@s tiene una situación similar y piensa cómo podría mejorarlas.

1. Al sonreír, los dos incisivos superiores (las “paletas”) no se ven totalmente, cuando lo ideal es que en sonrisa se muestren al 100% e, incluso, se vean aproximadamente 2 milímetros de encía sobre los mismos.

Eso es algo que puede solucionarse haciendo que “bajen” uno o dos milímetros, lo que permitiría “rejuvenecer” esa sonrisa, puesto que una reducción de la exposición es propio de edad avanzada, momento en que los labios “caen” ligeramente y cubren estos dientes.

Ese cambio ayudaría a que la “curva de la sonrisa», que ahora mismo es ligeramente plana, acompañe a la de los labios, generando una simetría que resulta muy atractiva.

2. Además, si la vemos de frente, en su sonrisa destacan las seis piezas delanteras, de “colmillo” a “colmillo”, puesto que la zona de las muelas se encuentra ligeramente “inclinada” hacia dentro, de forma que al fondo se ven unas zonas “oscuras” menos estéticas.

Sin dudas, podría beneficiarse de una “expansión” de las piezas traseras que le ayudaría a proyectar más “blancura” cuando incide en su boca la luz natural o de los flashes de las cámaras de fotos. Uno de los ejemplos más claros de esto es la famosa sonrisa de Julia Roberts: amplia y despejada.


Categorizado en:

Esta entrada fue escrita poradmin