ANALIZANDO: NEREA RODRÍGUEZ

28 abril, 2020 Publicado por

Nos lo habéis pedido mucho, así que hoy vamos a analizar a la ex concursante de Operación Triunfo 2017, Nerea Rodríguez.

Nacida en el año 1999 en Gavá (Barcelona) es uno de los rostros más conocidos de la citada edición. No es para menos, ya que aguantó en el concurso hasta la gala 10, en la que salió cuando se enfrentaba a Agoney (otro día vamos con él).

Fuera de Operación Triunfo la hemos visto en el musical “La llamada” (su valía y su amistad con ‘Los Javis’ hicieron el resto), y también en Tu Cara Me Suena.

Además, recientemente nos ha sorprendido con un ‘desnudo integral’ en su cuenta de Instagram como reivindicación a la vida que muchos (como ella) han tenido que dejar en “Stand By” por culpa del Coronavirus.

La ex concursante de OT 2017 ha querido ser desde sus inicios una imagen conocida frente al bullying, contando su experiencia cuando era pequeña.

“Se burlaban de mí y decían que parecía un conejo”, ha llegado a confesar la ex triunfita.

Lo cierto es que Nerea tiene lo que llamamos clase II esquelética, un adelantamiento del maxilar superior respecto a la mandíbula.

De tal manera que el problema no solo es a nivel dentario sino que también se ven involucrados los huesos maxilares y el crecimiento de estos.

La clase II esquelética puede estar generada por una hiperplasia maxilar o por una retrognatia mandibular, es decir, que el maxilar superior crezca en exceso o que la mandíbula no crezca lo suficiente.

Esta clase II genera un resalte aumentado. La distancia entre sus dientes anterosuperiores y anteroinferiores está aumentada, por lo que el cortar un hilo o un trozo de jamón es tarea complicada para la joven.

El exceso de crecimiento maxilar hace que se vean sus encías y sus incisivos inclinados hacia delante generan una incompetencia labial que le impide sellar los labios sin forzarse a ello.

Además, Nerea tiene mordida profunda. Sus dientes inferiores están cubiertos casi en su totalidad por sus dientes superiores.

Puesto que Nerea es ya adulta, para conseguir un resultado al 100%, la primera opción sería la cirugía ortognática.

En el caso de que se hubiese tratado durante el crecimiento, el tratamiento hubiese sido totalmente diferente, pudiendo recurrir a la ortopedia de manera satisfactoria sin necesidad de quirófano.

Por otro lado, la ortodoncia es otra opción de tratamiento de casos quirúrgicos, cuando el paciente no se quiere operar. Es lo que conocemos como camuflaje ortodóncico.

Después de su paso por el conocido concurso, la protagonista de La Llamada, decidió empezar su tratamiento con Invisalign y ya lleva casi un año y lo cierto es ¡que no se le nota nada! ¿Se estará poniendo los alineadores?

Estamos deseando ver como mejora su sonrisa y sus complejos quedan en el pasado, ¡Un abrazo, Nerea! 

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porAndrés Marín García