La ortodoncia invisible, ¿duele?

17 octubre, 2020 Publicado por

Desterramos uno de los mitos sobre la ortodoncia, (al menos la Ortodoncia Invisible) ¿Duele?

Es una de las preguntas que más nos hacen, bien porque quien lo hace, ya ha pasado por un tratamiento de ortodoncia con brackets o porque alguien que sí lo ha pasado, se lo cuenta.

La mayoría de las personas siempre tienen muchas dudas con respecto a los tratamientos de ortodoncia y una muy frecuente es: ¿me dolerá?

La respuesta es clara: No

Al mover los dientes es normal que sientas molestias, eso es sinónimo de que los dientes se están movimiento según lo planificado.

Una de las principales diferencias que tiene la Ortodoncia Invisible respecto a los brackets es la fuerza que se aplica al diente. Te lo explicamos mejor:

Con los brackets tienes que ir una vez al mes a la consulta para que te cambien las gomas, arcos, etc y es cuando te pegan el “apretón”. Toda la fuerza se concentra en esa visita que haces una vez al mes; y duele. Duele al comer, al intentar morder, incluso con cosas muy blanditas.

Las fuerzas con los alineadores invisibles

Con los alineadores, las fuerzas son mucho más leves, ya que las distribuimos en los diferentes alineadores, que van a ir haciendo micromovimientos.

Recuerda que los alineadores de Ortodoncia Invisible se cambian cada 7 / 10 días, por lo que esas fuerzas son mínimas. En un mes conseguimos el mismo movimiento que con brackets, pero sin molestias.

Pero… ¿Qué son esos alineadores? ¿Magia? Así es la Ortodoncia Invisible

La realidad es que los alineadores invisibles son muy cómodos de usar. Son de un material biocompatible, el cual no produce alergias ni rechazos del organismo.

Por otra parte no te provocarán ningún dolor agudo al llevarlo, como ocurre con los brackets, ¡todo lo contrario!

Es normal que a veces, cuando te cambies el alineador, durante los primeros 3 días puedas sentir una ligera presión, pero es muy llevadero y para nada incómodo.

Esa presión es normal, y significa que hay fuerzas o movimientos sobre el diente para llevarlos a su sitio, pero ello no te va a impedir realizar tus actividades en el día a día, ni tampoco vas a tener que evitar ciertos alimentos ni estarás comiendo caldo los primeros días, ¡siempre harás tu vida normal! Tampoco tendrás las típicas heridas, llagas, ni encías inflamadas (siempre y cuando mantengas una buena higiene)

Y es que ya sabes que los brackets rozan, pueden pinchar o hacer heridas. El alineador al ser recortado con láser y ser un plástico que va a medida para cada paciente no produce ningún tipo de herida.

Todo esto también depende de cada paciente, todos tenemos un umbral del dolor diferente.

¡Pero no te preocupes! ya verás que la ortodoncia invisible es un tratamiento muy cómodo, práctico, que te puedes quitar y poner para comer ¡y es invisible!

No sentirás dolor y tampoco tendrás heridas. Ah, ¡Y también tendrás que renunciar a las urgencias! la mayor urgencia que puedes tener es que se te pierda un alineador y la resolvemos fácil, nos podemos el siguiente alineador que te hemos entregado (o el anterior) y listo.

Otra ventaja importante es que no tienes que venir todos los meses a consulta, te vamos a ver cada 6, 8 o 12 semanas y si vives fuera de España podemos hacer consultas virtuales. ¡Fácil y sencillo!

¡La ortodoncia invisible solo tiene ventajas!

¿A qué esperas para arreglar tus dientes de una forma cómoda, higiénica e invisible? Te esperamos en tu centro ENLÍNEA más cercano: Alicante, Cartagena, Madrid y Murcia.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porAndrés Marín García