Montaje imitando la capilla Sixtina donde hay dos manos a punto de tocarse, una de ellas sujeta un cepillo de dientes eléctrico

Los secretos del cepillado dental

19 septiembre, 2019 Publicado por

Dicen que la práctica hace la perfección, pero… ¿Qué ocurre cuando practicamos mal? A veces creemos que hacer algo durante mucho tiempo de la misma forma, sin cambiar nada, significa que está bien hecho. ¡Nada más lejos de la realidad! En el cepillado de dientes es fácil cometer ciertos fallos sin darnos cuenta. Después de tanto tiempo cepillándonos todos los días al final lo hacemos mecánicamente, sin prestarle atención. ¡Ese es nuestro mayor error! No prestarle la suficiente atención a nuestra higiene bucal puede afectar a nuestra salud. Caries, enfermedades periodontales, halitosis… Higiene y salud van de la mano. ¡No podemos descuidar la una sin afectar a la otra!

Aquí os dejamos unos consejos para que el momento del cepillado sea efectivo al cien por cien:

 

Icono de calendario

1. ¿Cuántas veces al día debemos cepillarnos?

 

Hay que cepillarse los dientes al menos tres veces al día, una después de cada comida. Es recomendable que se realice veinte o treinta minutos después de la comida para que sea más efectivo.

 

Icono de reloj

2. ¿Cuánto tiempo debe durar el cepillado?

 

Aquí llega una de las partes más controvertidas y es que, a pesar de que todos sabemos que debemos estar al menos 2 minutos dándole al cepillo, son pocos los que completan ese tiempo. «¿Y por qué dos minutos?», se preguntará alguno. La respuesta es sencilla. Para que el cepillado sea efectivo es recomendable dividir la boca en cuatro zonas y dedicarle a cada una de ellas al menos 30 segundos. Estos sectores son la parte superior de la dentadura a la derecha, la parte superior izquierda, la inferior izquierda y la inferior derecha. Igualmente, este es el orden recomendable para seguir el cepillado.

Diagrama que explica el orden de cepillado
Tampoco nos debemos olvidar de la lengua. Ahí también se acumula comida y seguiremos teniendo la boca sucia si no le damos un cepillado.

 

Icono de pasta y cepillo de dientes

3. ¿Qué pasta de dientes debo usar?

 

Principalmente una que tenga flúor, ya que prevendrá la aparición de caries e incluso nos ayudará a reparar el esmalte de nuestros dientes. Por otra parte, no debemos cubrir el cabezal completo del cepillo con la pasta. Una cantidad parecida al tamaño de un garbanzo será más que suficiente. Para los peques de la casa la cantidad recomendable es un poco mayor la de un grano de arroz (sí, ¡hoy parece que todo va sobre legumbres!). El exceso de jabón en nuestra boca no va a favorecer la limpieza, debemos quitarnos ese mito de la cabeza.

 

Icono de hilo dental

4. ¿Hay que usar hilo dental?

 

Es recomendable usar hilo dental al menos una vez al día para quitar los restos de comida que se hayan podido quedar entre las piezas dentarias. Estos espacios entre dientes son el sitio favorito de las caries para construirse una cueva ya que el cepillo apenas llega ahí. La seda dental es una de las herramientas que nos ayudará a evitar problemas futuros.

 

Icono de cepillo de dientes electrónico

5. ¿Y el cepillo de dientes?

 

Puedes elegir entre un cepillo manual o uno eléctrico. Nuestros profesionales prefieren los cepillos eléctricos ya que son más eficaces a la hora de realizar la limpieza. ¡La tecnología nos facilita la higiene! Eso sí, debemos tener en cuenta que, uses el cepillo que uses, hay que cambiar el cabezal cada dos o tres meses, a veces incluso antes si vemos que es necesario.

 

Icono de silla y máquina de dentista

6. ¿Algún otro consejo?

 

¡Visita a tu dentista! Las revisiones son necesarias y deben realizarse regularmente, cada ciertos meses. De igual modo, es recomendable realizar una limpieza bucal profesional en tu clínica de confianza al menos una vez al año. ¡No te olvides de que el dentista también es tu amigo!

 

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita pornoticias