ANALIZANDO: LOS GOYA

25 febrero, 2019 Publicado por

El mejor director de la noche fue Rodrigo Sorogoyen, el cineasta consiguió el máximo galardón por su trabajo dirigiendo “El Reino”. Para la ocasión escogió un total look en negro de la mano de Scalpers junto a los zapatos Martinelli de charol. El negro es la opción que nunca falla en estos actos y el director no ha arriesgado mucho en esta ocasión. Se le ve favorecido y correcto.

Si hablamos de su sonrisa debemos decir que…al igual que su pareja Marta Nieto, una de nuestras pacientes y de las actrices con más proyección en el panorama nacional, ha llevado alineadores, así que luce una distribución armónica y despejada de los dientes: eso sí, ¡los enseña poco!

El Goya al mejor actor fue para Antonio de la torre por su papel en “El Reino”. El actor sorprendió con un diseño a medida de Toque Sastre en color azul marino con los detalles de las solapas en color negro al igual que los zapatos de Martinelli. Optó por la combinación de marino y negro, mix que llevamos desde hace varias temporadas.

De su sonrisa diremos que es… mucho más corta que su carrera como actor, toda vez que ha sido el más veces nominado a los Goya. Ya fuera de bromas, encontramos que detrás de su cara de malo, posiblemente “rechina” los dientes por la noche y los ha desgastado ligeramente. Bajo nuestro punto de vista, unos meses de alineadores para mejorar algunos pequeños movimientos de sus dientes, blanquear al mismo tiempo y después cubrir esos desgastes con fragmentos cerámicos le ayudaría a mejorar considerablemente su estética dental.

En cambio, el Goya a la mejor actriz se lo llevó Susi Sánchez por “La enfermedad del domingo”. Lució un vestido de Lexdeux de manga larga tipo túnica en color vino. Todos esperamos looks espectaculares pero esta vez Susi nos ha dado una lección de sobriedad con este vestido. El escote es cerrado, a la caja, dejando que las pequeñas hombreras aporten estructura y caída al tejido sin que sobresalgan demasiado. Aunque parezca una contradicción, el look pide poco o ningún complemento, resulta llamativo por lo simple que es, así que lo único que le acompaña es el brazalete y estos zapatos en rosa empolvado.

Es fácil encontrar fotos suyas sonriendo: se nota que durante muchos años sus dientes le han proporcionado satisfacción y puede presumir de ellos. Sin embargo, entre sus “paletas” encontramos una pequeña pérdida de encía que produce un triángulo negro. Un tratamiento con alineadores y un ligero desgaste entre ambos ayudaría a cerrarlo y rejuvenecer esa sonrisa junto con un blanqueamiento dental que le aporte nueva blancura.

El mejor actor de reparto fue Luis Zahera por su papel en “El Reino”. El actor se ha atrevido con una chaqueta estampada, muy acertada. El diseño es de Lander Urquijo y al llevar un estampado en tono azul marino muy oscuro combinado con negro, de lejos da la sensación de un traje liso, aunque en realidad no lo sea. El corte es muy parecido al de Antonio de la torre con esas destacadas solapas que se convierten en protagonistas del look.

Aunque es uno de los rostros más conocidos del panorama cinematográfico español, de esos que parece que han estado siempre con nosotros, encontrarle sonriendo es poco habitual, no sólo en sus papeles de “malo”, sino también en la vida real. Y eso que su “engranaje” es bueno, y sólo le faltaría un año con alineadores y acaloramiento dental para acabar de conseguir unos pequeños ajustes estéticos delante.

Por último, la ganadora del Goya a la mejor actriz de reparto se lo llevaba Carolina Yuste por su papel en “Carmen y Lola”. Su triunfo no ha sido lo único que destacó esa noche, ya que su look no ha pasado desapercibido. No hablamos solo de su estilismo, que ha optado por un total look con hombreras y aperturas en los brazos, sino a su maquillaje, que ha impactado a todo el mundo. Optó por sacar el maquillaje de las pasarelas a la calle, y se atrevió con este original eyeliner sobre el párpado.

Algo más abajo, sus dientes también deslumbran a todo el mundo: se nota que lo sabe y le gusta “lucir” sonrisa. Si tuviéramos que proponerle alguna mejora, sería equilibrar el tamaño de sus incisivos superiores: las “paletas” son algo más anchas en proporción que los incisivos laterales, algo que podría conseguirse con un ligero desgaste y unos meses de alineadores. Mientras tanto, un blanqueamiento que emplearía sólo desde los colmillos hacia los dientes de detrás, que tiene de un tono algo más amarillo que los anteriores. En cualquier caso, nos encanta verla sonreír.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita poradmin